Devastan área natural protegida para construir un camino en zona de Pixquiac

*Vecinos afectados protestan y exigen la intervención de las autoridades ambientales locales y federales.

Irineo Pérez Melo u Coatepec, Ver.- Integrantes de la Asociación de Vecinos del Pixquiac-Zoncuantla y de la comunidad de La Pitaya, se manifestaron este lunes para impedir la construcción de un camino que ha devastado una gran parte del área natural protegida denominada Archipiélago de Bosques y Selvas.

A decir de los integrantes de dicha organización, el propietario del rancho La Olla al llevar a cabo los trabajos de construcción de este camino, se han derribado decenas de árboles en la rivera de los 200 metros lineales  de dicha obra.

Explicaron que estos trabajos se iniciaron hace una semana y se desconoce si el responsable de estos trabajos cuenta con los permisos de las autoridades ambientales, tanto municipales, como estatales y federales, para ejecutarlos.

La tala de árboles en esta zona es sumamente grave, al estar considerada como zona natural protegida y se encuentra enmarcada dentro del Archipiélago de Bosques y Selvas, y de no contar con los permisos respectivos, se incurre en un delito federal que le podría traer graves consecuencias a quien lo está realizando, indicaron.

Por tal motivo, mencionaron que un grupo de vecinos se organizaron para interponer las denuncias respectivas ante las procuradurías federal y estatal de Protección al Medio Ambiente, y de encontrarles alguna responsabilidad a los presuntos responsables, aplicarles las sanciones establecidas en la ley en la materia.

Dijeron desconocer si los árboles derribados son especies protegidas, por estar en peligro de extinción algunas de ellas.

Acusaron de irresponsables a los operadores de las máquinas que realizan dichos trabajos, al arrojar sobre el cauce del río Consolapa material rocoso y tierra, lo que motivó que el operador del trascabo fuera detenido por la policía municipal, para evitar mayores afectaciones que propiciará a las partes baja de la región por esta situación, de ahí la urgencia de la intervención de las autoridades