Urge limpieza a fondo en INM

Los cambios presentados en la Delegación Estatal del Instituto Nacional de Migración (INM) tienen que servir, además de inhibir la creciente migración centroamericana, del Caribe y hasta transcontinental, para frenar verdaderamente la corrupción histórica que ha envuelto a esa dependencia federal al ser Veracruz un paso obligado de quienes sueñan con llegar a Estados Unidos.

Histórica corrupción porque desde su creación el instituto migratorio ha servido para enriquecer a oficiales y autoridades que han estado al frente, desde los operativos, mandos y hasta delegados que no soportaron la tentación de abuso de autoridad con los migrantes que se convierten en el eslabón más frágil de ese sector, en virtud de que su calidad migratoria e ignorancia los limita para defenderse.

El fenómeno de la movilidad humana en todo el mundo significan miles de millones de dólares, sobre todo el que se gana por el tráfico de personas que buscan llegar al país mas poderoso del mundo, donde todos estos migrantes esperan cumplir su sueño de alcanzar un mejor nivel económico para sus familias.

En todo este maremagnum migratorio se ha puesto en tela de duda la honestidad de los servidores públicos que ahí laboran, desde el mismo delegado, Subdelegados y hasta los jefes de oficinas de trámites, quienes sin andar en tareas operativas se embolsar millonarias cantidades de dinero por los servicios prestados que en realidad están obligados a prestar.

Y es que no tan sólo los Agentes Migratorios que participan en los operativos de detección y aseguramiento de extranjeros que ingresan al país sin documentación son señalados de incurrir en hechos de corrupción, también en las oficinas administrativas existen verdaderas mafias traficando servicios como son regularizaciones y permisos de estancia en el país, de lo que poco se habla y que el Gobierno de la 4T está obligado a investigar, transparentar y castigar.

Es insistente el rumor que aquí en Veracruz algunos funcionarios menores que han permanecido en la institución por años, salvando incluso el último cambio dado en esta semana, hacen el gran negocio ofreciendo regularizaciones, permisos de trabajo y otros servicios expresas, son contar los abusos de carácter físico y corruptelas de rutina.

Fuentes del propio instituto así como testimonios de indocumentados afirman que se recurre a la falsificación firmas, información distorsionada y falsa en la plataforma nacional del INM con el propósito de torcer una decisión a favor o en contra de la calidad migratoria de los solicitantes, sin que la superioridad descubra estas irregularidades.

Los ciudadanos cubanos y colombianos han sido los más socorrido por estos servicios. Esos malos y corruptos servidores públicos son ya conocidos, sólo falta la voluntad de las autoridades superiores para combatir verdaderamente esa corrupción. Si siguen ahí, de nada servirá la llamada 4a Transformación del país.

De Presidente a bufón

La presencia de Felipe Calderón Hinojosa en su calidad de conferencista el pasado fin de semana en la zona conurbada se redujo a bufón de caricaturistas y los genios de los memes que no lo bajaron de teporocho y ser uno de los provocadores de la actual situación de inseguridad que vive en país en la actual al desatar en el 2006 la Guerra contra el Narco que ha dejado miles de muertos y que jamás tuvo buenos resultados para la estrategia de combate a la delincuencia.

Además, la presencia en Veracruz coincidió con la declaración del Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo quien de manera velada pero evidente, señaló que Calderón Hinojosa es uno de los políticos que está atrás del movimiento de rebeldía de cientos de elementos de la Policía Federal que se dicen afectados con su integración a la Guardia Nacional.

Y así, con más pena que gloria, el ex presidente se presentó a Veracruz y lo peor fue que no tuvo pudor alguno en señalar como malas las decisiones del actual Gobierno de México, a pesar de la vergonzosa herencia que en materia de inseguridad generó con su errada política.