Uber, Cabify, Didi e Indriver, realizan servicio ilegal de transporte público; no se les permitirá entrar a Veracruz  

*Transportistas veracruzanos se suman a movimiento nacional en contra de estas aplicaciones por internet: Sosa Madrazo.

Irineo Pérez Melo u Carlos Manuel Sosa Madrazo, presidente del Movimiento Nacional de Transporte Multimodal, alertó que las organizaciones como Uber, Cabify, Didi Indriver realizan un servicio ilegal de transporte público, por lo que no se les dejará entrar al estado de Veracruz, mucho menos a Xalapa.

En conferencia de prensa, el dirigente nacional transportista dio a conocer que estas aplicaciones desplazan a los verdaderos taxistas o transportistas concesionarios, por lo que unos 40 mil transportistas veracruzanos se sumarían al movimiento nacional de taxistas, que este lunes, a nivel nacional, se manifestaron en contra de ellas.

Lamentó que los malos gobiernos estatales “han permitido la entrada sin ningún sustento de esas aplicaciones, y venimos a apoyar a todos esos compañeros que a nivel se están manifestando”.

En el caso de Veracruz, dijo que el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez no ha permitido la entrada de estas aplicaciones, porque no “están autorizados por la Dirección General de Tránsito para dar ningún servicio pues están al margen de la ley”.

Alertó que hay una aplicación Indriver que se está metiendo en la capital veracruzana, del cual las autoridades desde hace un mes ya están interviniendo para detenerla, ya que no están autorizadas.

Por tal motivo, hizo un llamado a todos los veracruzanos, porque sabemos que en las ciudades de Xalapa y Veracruz quieren entrar esta aplicación a no arriesgar su patrimonio porque la Ley marca que es cárcel de 3 a 6 años y se denunciarán ante la Fiscalía General del Estado a quien se detenga realizando estos servicios.

“Son más de 120 mil pesos de multa y de 3 a 6 años de cárcel por el delito de dar un servicio de transporte público en un carro particular, no están concesionados, no tiene cromática”, añadió.

Advirtió que con ese servicio “se está exponiendo a la gente, porque estas aplicaciones roban la identidad de la gente, hay mucha inseguridad y muchas cosas que han pasado con otras parte de la entidad”, y en el caso de los concesionarios, nos tienen reglamentados y si hay un abuso por parte de uno ellos, se puede denunciar y se puede perder la concesión, añadió.

Al referirse a la movilización de transportistas, dijo que en el país hay 100 mil aplicaciones diferentes dando servicio privado, lo cual afecta en gran medida a los concesionarios y permisionarios del transporte público.

“Hay una gran vulnerabilidad de las personas que recurren a estos servicios, han desaparecido jóvenes, han violado a mujeres jóvenes; han golpeado, robado y secuestrado a gente, sin que haya a quien denunciar, porque no se conoce quien es el que lo transportó”.

“En el caso de los concesionarios, el gobierno cuenta con los padrones de los choferes y a quien le brindó la autorización, por lo que al incurrir en una irregularidad, de inmediato se sabe quién es el que conducía tal o cual vehículo y se pueden aplicar los correctivos correspondientes”, concluyó.